Vuelvo

IMG_0609.JPGPerdón, perdón y mil perdones !!!

Lo sé, no tengo remedio…pero han sido unos meses complicados a nivel personal y a veces es difícil sacar tiempo para el blog.

Reflexionando sobre la cantidad de información que recibimos y aportamos en y a través de los teclados, me doy cuenta que casi es casi incontable la oferta de formación Elearning que podemos encontrar hoy en día en Internet. Hoy quiero dar las gracias a todos y cada uno de los productores de software, tanto comercial como Open source que han puesto sus esfuerzos para brindarnos todo un compendio de herramientas informáticas para desarrollar cada vez mejor los productos formativos Elearning.

Si buceáis un poco en la red podéis encontrar varios listados de programas y hasta muchos análisis de los mismos para decidiros cuáles utilizar para vuestros fines profesionales. Por supuesto que vuestra elección dependerá de cada uno de los objetivos, necesidad y presupuesto. Porque no es lo mismo estar buscando una plataforma donde publicar los cursos que una herramienta para crear Scorm, crear videotutoriales, sistemas complejos de evaluación, tratamiento de imágenes, creación de simulaciones, realidad aumentada, gamificacion y un largo etc.

La oferta de software específico para Elearning ha llegado hasta tal punto que en el mercado podéis encontrar todo este software por separado, cada uno de un fabricante o incluso suites. Después de elegir y aprender a manejarlas, tener nuestro producto, presentarlo, y darle uso por parte de los alumnos y docentes, nos quedará además del ROI, la satisfacción de haber sido partícipes en la creación de algo único y que sirve para formar a personas y con ello contribuir a la comunidad de profesionales que nos interesamos por el saber y su difusión a través de la formación. Los seres humanos somos seres únicos por si mismos y sin embargo nos mueven mas o menos los mismos intereses como el deseo de aprender y vivir experiencias que nos aporten satisfacciones.

He tenido la oportunidad de participar en la escritura de un artículo a cuatro manos que merece la pena leer para luchar por el optimismo, os invito a leerlo aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este es un espacio para el debate. Se publicarán todos los comentarios que, a favor o en contra de la publicación, sean respetuosos y no contengan expresiones discriminatorias, difamatorias o contrarias a la legislación vigente.