Tipos de formación online: una elección que puede cambiar tu vida

Portátil y conexión. Fotógrafo: leighblackall

Una vez que hemos decidido cursar formación on line tendremos que elegir qué estudiar y con quien contratar la formación en cuestión. El qué igual ya lo tenemos claro porque nos gustaría profundizar en una temática o idioma concreto. Pero el con quien y cómo es harina de otro costal. A lo largo de esta entrada intentaré mostraros más o menos acertadamente algunas claves que me parecen interesantes para tener en cuenta para elegir qué, cómo y con quien aprender de forma online.

Variedad casi infinita es lo que encontramos en formación cuando abrimos un navegador web y usamos un motor de búsqueda para teclear curso de…… Nos aparecen multitud de enlaces de cursos tanto privados como oficiales, que si portales de formación para a su vez localizar el curso que estoy buscando, que si especializados en un sector concreto de la materia que necesito. En fin, nos podemos pasar horas y horas navegando, y hasta puede que incluso lo contratemos a través de la web, rellenando un formulario o mandando un correo electrónico. Lo que es un denominador casi común es que a la hora de elegir, muchos internautas se decantan por una formación universitaria donde se encuentran amplios temarios y con el aval de un título oficial. Otros se decantan por elegir un curso muy específico -como es el caso de una certificación informática sin tener que hacer los años de carrera universitaria del ingeniero informático- tanto por un me quiero poner manos a la obra cuanto antes como la finalidad práctica a corto plazo de los conocimientos adquiridos.

Online training. Fotógrafo leighblackall

Bueno, ya con las manos en la masa podemos empezar diferenciando varios criterios a tener en cuenta para nuestra elección:

  • Calidad de contenidos
  • Precio o gratuito
  • Titulación ofrecida
  • Modalidad

WBT – Web Based TRaining – Capacitación basada en la Web

Son varias modalidades dentro de la formación online. E-learning o Blended learning. En el caso de e-learning, estaremos conectados a Internet tanto para consultar materiales como realizar actividades e interactuar con compañeros y profesores. Si elegimos la modalidad Blended learning, parte de la materia se impartirá de forma online y parte la recibiremos de forma presencial. La elección dependerá tanto de los contenidos y su formato, del precio y del tiempo del que dispongamos para desplazamientos físicos como del asesoramiento y charlas de expertos/conferenciantes/profesores en la forma presencial.

En cuanto a la disposición de los contenidos, estos pueden estar dentro de una plataforma LMS (Moodle, ATutor, Claroline, Saba, Blackboard, …), ebook (Amazon,…), MOOC (Coursera,…), plataformas de vídeo (tipo Vimeo o Youtube), mentoring en foros y redes sociales (grupal como Facebook o individual como blogs), wiki, clases via webcam (webseminars y peer to peer) en plataformas de videoconferencia tipo Skype donde también se ofrece formación a través de expertos que suelen tarificar por horas.

Quisiera compartir con todos vosotros un estupendo análisis de Tendencias de formación para ampliar más datos al respecto de quien y cómo eligen la formación online y cuál es la proyección a futuro.

En conclusión, elijas lo que elijas, resulta importante el seguimiento de los alumnos: que la formación no sea autoformación. Tiene que haber una orientación y apoyo personalizado, sobre todo en propuestas de negocios basados en clases semipresenciales y online. Debes garantizar que tus clientes no se queden con la impresión de que aprenden una materia, pero que la aprenden solos. Tiene que haber un seguimiento: para rellenar lagunas, profundizar en temas… Se trata de combinar formación, asesoramiento y coaching, una estrategia que se está comenzando a introducir ahora en las empresas de formación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este es un espacio para el debate. Se publicarán todos los comentarios que, a favor o en contra de la publicación, sean respetuosos y no contengan expresiones discriminatorias, difamatorias o contrarias a la legislación vigente.