e-Learning por dentro

 Con unas breves pinceladas vamos a tratar de imaginarnos por un momento que podemos ver por el ojo de una cerradura al equipo de e-Learning. Juntos están trabajando antes de sacar públicamente un nuevo curso online para una empresa. Han sido unas cuantas semanas y en algunos casos meses de preparación del producto formativo. Cuando el comercial o gestor de cuentas localizó un cliente que necesitaba una formación interna para sus empleados hasta la formadora que envió los emails de bienvenida al curso a los todos/as los alumnos/as.

Sigue leyendo

Aplicación práctica de la formación virtual

De la reflexión a la evaluación

Todos aquellos que nos dedicamos a la formación virtual, en mayor o menor medida, trabajamos para mejorar nuestro sector y por ende nuestra forma de trabajar. Llegando al alumno/a, motivándole, compartiendo y creciendo en conocimiento, proponiéndole actividades que le ayuden a adquirir habilidades nuevas que le servirán en su carrera profesional. Cuando estamos satisfechos con nuestro trabajo queremos que el cliente se sienta también igual, no sólo con el conocimiento adquirido sino con la forma en que lo ha recibido. Que se cumplan todos los requisitos de una formación virtualizada y sin perder la humanidad que nos hace personas.

“Trabajamos para mejorar nuestro sector y por ende nuestra forma de trabajar y de llegar al alumno/a […]”

Hablamos, debatimos y aplicamos Calidad, su significado y aplicación a bLearning, ¿cuáles son sus criterios?, ¿Cómo se llega a ellos y bajo qué indicadores?, ¿cuáles son los objetos de aprendizaje y su relación con la calidad?, ¿cómo se establece la norma de calidad?, ¿quiénes son las entidades certificadoras?, ¿qué criterios son necesarios para su implementación? y ¿cómo se traduce en la práctica de un proyecto todo eso?, a esta última respuesta es la que vamos a dar respuesta en este trabajo de reflexión y análisis.

Tras la acción formativa nos sentamos reflexivamente a evaluar para mejorar. Nos reunimos en torno a un foro como si de un fuego de campaña se tratara para replantearnos si es necesario un cambio y cómo podemos cada uno de nosotros poner nuestro granito de arena, teniendo como objetivo el mantener el proceso formativo actualizado y proveer al estudiante de retroalimentación continua y accesible. Un ejemplo básico de diseño instruccional pudiera ser este que a continuación aparece:

  1. Diagnóstico inicial
  2. Línea de tiempo de realización de cada una de las fases del proceso y tiempo de realización total
  3. Análisis
  4. Aprendizaje en acción
  5. Estudio de campo
  6. Assesment final

Para llegar a este momento se pasan por muchas fases tanto evaluativas como de crecimiento profesional, y lo más importante, hay ganas de mejorar.

Igual que no existe la receta de cocina que nos guste a todos, tampoco es fácil definir y aplicar la norma de calidad que a todos los cursos elearning y bLearning les viene bien, y en todas las estrategias y/o enfoques de aprendizaje aplicados.

Sigue leyendo

Responsable de Formación – Especialista eLearning

Combino experiencia y conocimiento de formación presencial y eLearning con una gran habilidad de comunicación y relación.

Gracias a mi tenacidad y capacidad resolutiva he logrado llevar a cabo importantes proyectos de mejora de procesos formativos y de negocio, obteniendo visibles resultados económicos y de eficiencia, organizativa y creativa, convicción y de trabajo en equipo a todos los niveles.

Me desenvuelvo con soltura en ambientes pedagógico-didáctico (detección de necesidades, formulación de objetivos, diseño de estrategias metodológicas, elaboración de la temporalización, diseño de la evaluación) y organizativo (negociación con proveedores y clientes, certificación y validación de la formación, asesoría y orientación).

Roles desempeñados

Cuatro años de experiencia eLearning, ejerciendo diferentes roles:

  • Fundación y dirección del departamento de Documentación & Formación, trabajando con equipos interdisciplinares y multiculturales (Italia, España, Chile, Puerto Rico, México, Brasil)
  • Organizador de la formación: relación con proveedores externos, clientes, coordinando las diferentes fases del proceso de formación.
  • Experto de ingeniería: responsable del desarrollo de los nuevos productos y la utilización de las tecnologías aplicadas.
  • Diseño de la formación a partir de la evaluación de las necesidades.
  • Asistente-técnico de formación.

Funciones realizadas

  • Planificación, diseño de planes y programas de formación
  • Dinamización – desarrollo-intervención.
  • Gestión de equipos formativos.
  • Investigación e innovación.