¿Estudias o trabajas?

 

Imagen de Desmotivar.com

¿Estudias o trabajas?, es una pregunta que alguna que otra vez han usado algunas personas para ligar en una discoteca. Mmm…bromas aparte, resulta un tanto paradigmático resumir en tan pocas palabras las inquietudes y actividad de la otra persona de interés. Nunca entendí porque teníamos que hacer solo una cosa o la otra y por eso me dediqué a las dos. He estudiado trabajando y he trabajado estudiando. Con mucho esfuerzo y grandes dosis de organización y constancia se pueden hacer ambas. El porque, porque soy una persona que he tenido el privilegio de poder hacerlo y con ello sembré la semilla para ser autodidacta en varios saberes. Por eso, hoy más que nunca quiero agradecer a todos aquellos maestros que en su día de forma presencial tuvieron la paciencia y el tesón de no solo cumplir con su trabajo de docente sino también de disfrutar enseñando. Si partimos de la premisa de que el aprendizaje es algo innato en los seres humanos, entendemos mejor como al fin y al cabo todos los días aprendemos algo y enseñamos algo.

De forma consciente o inconsciente estamos participando del sistema de aprendizaje de y con otras personas. Un caso, ya no tan singular, en esta España es encontrarse a muchos desempleados que se plantean la opción de seguir estudiando más a tiempo completo para optar a un empleo. Otros, empleados activos se dedican a estudiar para mejorar sus capacidades profesionales, bien sea para conservar su empleo y ser un valor más a tener en cuenta en la empresa, bien para mejorar su carrera profesional y poder promocionarse con mayor seguridad. Gracias a la formación on line podemos optar a muchos tipos de cursos y postgrados desde la independencia geográfica. “Es como vivir en el futuro”, como diría el protagonista (Charlie Crews es un detective de Los Ángeles) de la serie “Life“. Teniendo la oportunidad de acceder a la información desde cualquier lugar con acceso a Internet podemos no sólo formarnos en un campus virtual sino también tener la oportunidad de conocer a otras personas que comparten nuestra “afición” por una o otra materia y profundizar en el conocimiento de la misma. Y luego claro, llega la gran pregunta cuando ya se ha tomado la decisión de también estudiar, ¿estudio para el sector que más demanda empleo o estudio en algo que me gusta?. Contestar a esta pregunta es más parte de un proceso de interiorización que hace cada persona, pero lo bueno es que la opción de estudiar esta ahí, en la red, es posible, es amplia. Ya sea en forma de cursos en abierto o bien cursos comerciales. Nunca ha sido tan fácil llegar al conocimiento para quienes tienen acceso a Internet. Hoy podemos estudiar en plataformas de aprendizaje tipo Moodle, Blackboard, o acudir a tutoriales en Youtube, Vimeo, foros, wikis, redes sociales, webseminars. La oferta es bien amplia, solo hay que encontrar dentro de nosotros la suficiente motivación como para organizar bien nuestro tiempo y dedicar al estudio un tiempo que es una inversión en nosotros mismos. Por todo ello, os animo a quienes todavía estéis dudando si emprender o no formación en línea a empezar con ello. Ya sea por hobby o por mejorar vuestras habilidades y capacidades profesionales. Aprender no es sólo adquirir sabiduría sino aunar conocimientos que algún día tendrás la oportunidad de transmitir a otros y así participar de la comunidad del conocimiento. Por eso, yo te pregunto querido lector, ¿cuando empiezas a formarte en línea?. Te invito a participar con tu comentario en la entrada.

Lo pasado ha huido, lo que esperas está ausente,  pero el presente es tuyo. Fuente frase: Reflejada en las estrellas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este es un espacio para el debate. Se publicarán todos los comentarios que, a favor o en contra de la publicación, sean respetuosos y no contengan expresiones discriminatorias, difamatorias o contrarias a la legislación vigente.