e-Learning por dentro

 Con unas breves pinceladas vamos a tratar de imaginarnos por un momento que podemos ver por el ojo de una cerradura al equipo de e-Learning. Juntos están trabajando antes de sacar públicamente un nuevo curso online para una empresa. Han sido unas cuantas semanas y en algunos casos meses de preparación del producto formativo. Cuando el comercial o gestor de cuentas localizó un cliente que necesitaba una formación interna para sus empleados hasta la formadora que envió los emails de bienvenida al curso a los todos/as los alumnos/as.

El equipo eLearning en muchos casos es multidisciplinar, con él comparten muchos departamentos entre los que podemos citar de carácter tecnológico, recursos humanos, marketing y agencias de medios, expertos de contenidos, asesores y consultores, jefes de proyecto, coordinadores de formación, obviamente, en algunos casos estos roles son realizados por actores muy concretos, veamos un ejemplo..

En una de las salas de conferencias de la oficina de la empresa de e-Learning, se encuentran reunidos por una parte la empresa que necesita la formación y de otra parte el comercial o gestor de cuentas e-Learning que mediante una checklist y varias preguntas va haciendo la toma de requisitos para que el producto se adecúe a las necesidades del cliente. Lograr un alto índice de satisfacción es una de las premisas del proceso. La toma de requisitos, es un documento inestimable, puesto en común para todo el equipo e-Learning será el guión padre de todo el proceso, ya que a partir de él se elaborarán otros documentos internos tales como hojas de Gannt para delimitar quienes y cuando intervienen en el proceso, cuáles serán sus tareas, documentos de macro y micro estructura del curso, diseños adecuados a la imagen corporativa del cliente que previamente se acuerdan con éste antes de administrar/programar, administración/programación del curso tanto en plataforma, elaboración de guías de aprendizaje y paseo virtual por la plataforma para ir familiarizando con el entorno al usuario…El cómo vendrá determinado por la normativa de calidad e-Learning, la metodología y el sistema de gestión de procesos que utilice la empresa. El gestor de cuentas, en el marco de la reunión comienza a presentar la relación del personal que intervendrá en la realización del producto formativo y asimismo el cliente informará sobre quiénes serán los interlocutores por su parte que trabajarán conjuntamente con la empresa e-Learning para poder definir/validar poco a poco los materiales que se van creando.

Lo ideal claro, es poder disponer un servidor de pre-producción securizado. En él, tendremos instalado un entorno formativo con las características del producto final, para así ir probando y mostrando al cliente todo lo que se va haciendo. Una vez dado el último visto bueno por el cliente se procederá a replicar el entorno aprobado al servidor web final para que esté disponible y así realizar un lanzamiento en buenas condiciones. Obviamente podrán ir surgiendo detalles durante el proceso formativo, para lo cual, el equipo de soporte técnico estará disponible para solventar cualquier eventualidad o incidencia del usuario. Asimismo los formadores/asesores/expertos docentes estarán dinamizando toda la duración del curso para combatir el posible aislamiento que puede darse en la realización de cursos online.

2 pensamientos en “e-Learning por dentro

    • Me alegro Rafael te haya gustado la entrada. Yo en concreto me encuentro más a gusto trabajando en un equipo multidisciplinar, con mente abierta y ganas de hacer un buen trabajo. No siempre se pueden encontrar colaboradores versátiles pero son un gran valor cuando se puede contar con ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este es un espacio para el debate. Se publicarán todos los comentarios que, a favor o en contra de la publicación, sean respetuosos y no contengan expresiones discriminatorias, difamatorias o contrarias a la legislación vigente.